Para una mejor experiencia es recomendable activar javascript.
tvcuatro logo, tv4 logo
|
|
|

El mundo de los sentidos
El mundo de los sentidos
 
Los cinco sentidos del hombre son su ventana al mundo. La vista, el oido, el olfato, el gusto y el tacto se combinan para registrar emociones que primero se interprentan en el cerebro para luego constituirse en una percepción individual.
Los sentidos nos permiten advertir la belleza en el arte, lo que nos gusta comer y qué olores nos agradan. Descubre más sobre el mundo de los sentidos
CAPÍTULOS
El ojo humano nos proporciona un 80 por ciento de la información con las que percibimos el mundo e incluso se dice que todos los demás sentidos están subordinados al ojo, convirtiéndose entonces en un logro genial de la naturaleza. Pero un ojo no es igual a otro, ya que por ejemplo un águila precisa de una visión mejor que el topo, ya que el órgano visual debe adaptarse al entorno natural de su portador.
El sentido del oído comienza a funcionar desde que el feto se encuentra en el útero materno a partir de la vigésima semana de embarazo, comienzan a escuchar lo sonidos y pronto son capaces de reconocer la voz de la madre; a partir de entonces es un sentido activo durante toda nuestra vida, incluso cuando estamos durmiendo. También tiene un papel decisivo en el desarrollo del lenguaje por lo que aprender a hablar parece casi imposible sin éste importante sentido, además de que nos permite disfrutar una de las cosas más hermosas jamás creadas: la música.
Los llamados sentidos químicos son los más antiguos de la historia y una prueba de ello es que los primeros organismos lograron sobrevivir en el caldo primordial solo gracias a ellos. Hoy día la vida de los seres humanos comienza con el acto de oler, ya que el esperma sigue una huella de olor a través del cual encuentra el camino hacia el óvulo maduro. Por otro lado la degustación nos permite registrar la amplia gama de sabores existentes, sin embargo, en la actualidad un gusto es desde el punto de vista científico un misterio ya que no existe una explicación concluyente de por qué degustamos ácido.
Nuestra piel tiene dos metros cuadrados de superficie y se conoce como nuestro mayor órgano sensitivo, sus células sensoriales se activan por la presión, la temperatura o el dolor.
Estos componentes se procesan en el cerebro y se resumen en una sensación unitaria ya que la piel nos confiere la posibilidad de percibir contacto, presión, tensión y diferencia de temperatura, por lo que se considera en que es el sentido con el que percibe el entorno.
Espacio Publicitario